¿Qué material elegirías para hacer un barco?

 Seguramente se te habrán pasado varios materiales por la cabeza, entre ellos seguro que han estado la madera y el acero, son los más comunes, tal vez incluso alguno haya llegado a imaginar  polímeros reforzados como la fibra de vidrio. Pero seguramente a ninguno o a muy pocos,  si no han visto las imágenes del post,  les habrá venido a la cabeza el hormigón armado.

 

“Básicamente, lo que hacemos es coger una piedra y vaciarla hasta que flote”

 

T. C., Ingeniero Naval

El hormigón es un material pesado, con más o menos la misma densidad que la piedra (en realidad, hay quienes definen el hormigón como una “piedra artificial”), que estamos acostumbrados a ver en obras y edificios. Pero para nada flotando. Y es que, desde la invención del hormigón moderno, a base de cemento Portland, los barcos hechos del mismo han sido un constante proyecto marginal, siempre presente, pero sin llegar nunca a despegar.

 iz_betona_i_gvozdei_5

 Todos conocemos el principio por el que flotan los barcos, el principio de Arquímedes:

“Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen de fluido que desaloja”

Por lo que la teoría parece sencilla. Basta que el peso del volumen de agua desalojado por el casco del barco sea mayor que el peso total del barco para que este flote, si a esto le sumamos la menor densidad citada antes parece que puedan funcionar. Además, la construcción de navíos de hormigón es mucho más económica puesto que el tiempo de construcción es mucho menor y la mano de obra necesaria no requiere de una gran especialización¿Pero en ese caso porqué no ha proliferado?

 mirotres 3

Mientras el acero es un material dúctil, el hormigón es bastante frágil lo que se traduce en que el acero puede laminarse hasta conseguir hojas de poco espesor mientras que una pared de hormigón necesita unos 15 cm de grosor para servir de algo. En consecuencia, pese a ser menos denso que el acero, los volúmenes que necesita hacen que acabe pesando mucho más.

Cuando se trata de flotar, sin embargo, un mayor peso es un gran inconveniente. Mayor peso significa mayor calado, menor capacidad de carga, menor velocidad, menor maniobrabilidad y mayor gasto de combustible, siendo a la larga mucho más caro.

 

Observando sus ventajas y sus inconvenientes parece claro cuando estos barcos pudieron tener su época álgida, en las dos guerras,debido a la escasez de recursos, pues el acero interesaba utilizarlo para material de guerra terrestre y munición, y a no necesitar mano de obra especializada, todo ello unido a su rápida construcción. Como dato curioso, durante la 2 ª Guerra Mundial, sólo en los EE.UU. se crearon 24 buques y 80 barcazas de hormigón.

iz_betona_i_gvozdei_16

iz_betona_i_gvozdei_1 iz_betona_i_gvozdei_8

iz_betona_i_gvozdei_7

Para terminar adjunto un artículo de la construcción de barcos de hormigón en España:  El caso del Mirotres.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s